Je suis pas Paris

Yo sí creo que Occidente tiene responsabilidad. Ha sido permisivo con sus valores, ha renunciado a sus principios, ha censurado su origen judeocristiano y celebrado todo lo que no solo no le pertenece sino que le es antagónico. Ha preferido esconder la cabeza bajo la tierra y subordinarse ante la culpa. 

Por eso, hoy, yo no soy París. Yo soy y seguiré siendo Europa, que, desgraciadamente, ya no parece ser lo mismo.

Advertisements

Comments are closed.

%d bloggers like this: