Addendum

Hace un par de días escribí sobre por qué acá no estamos haciendo una Revolución Urbana, sino meramente tratando de hacer lo mismo que se hizo durante los últimos 80 o 90 años, pero seguros de que nosotros, faltaba más, sí lo haremos bien. 

Quiero completar la idea con este artículo que se basa en el libro Happy City de Charles Montgomery. Básicamente se insinúa que hay un tipo de arquitectura y urbanismo que nos hace sentir bien en la ciudad, que mejora las relaciones humanas y que motiva comportamientos cívicos. Y otro que no. Y es ese otro, que es justamente el pensamiento único del cual hablé en el último post, que lo perpetúan vacas (y burros) sagrados en nuestro medio, el que nos impide, por más intenciones que tengan nuestros líderes, tener una verdadera Revolución Urbana. 

Tome nota, arquitecto. Lástima que no sabe hablar inglés y no creo que entienda de qué va esto. Dedíquese nomás a hacer jardineritas.

http://www.theatlantic.com/health/archive/2013/11/why-were-sometimes-kind-without-reason/281556/

Advertisements

Comments are closed.

%d bloggers like this: